lunes, 20 de noviembre de 2017

Reflexión: evaluando mi estantería y la compra de libros

Hoy vengo a conversar o más bien, reflexionar sobre un tema en el que he estado trabajando y que ha llevado a que haga muchos cambios en lo que a mi vida lectora se refiere. Como anécdota personal, en los últimos cuatro años me he mudado cuatro veces y con tantos empaques y desempaques es cuando te das cuenta que tienes demasiados libros. Y era muy cierto. Cuando me puse a pensar sobre eso también noté que muchos los compré por impulso sin estar cien por cien segura si llegaría a leerlos. Y eso termina pasándote factura.

Técnicamente empecé a armar mi estantería personal tipo en el año 2010 y parte de mis ingresos universitarios los gastaba en comprar libros, sobre todo en español. Con el tiempo empecé a notar que como leía mucho de la biblioteca, mis pendientes propios no disminuían y siempre tenía una TBR eterna. Y no solo por esta razón, era porque leía más lento de lo que compraba (tuve épocas de comprar muchos libros pero fueron disminuyendo) y por eso mis pendientes fueron creciendo de forma exponencial. Ya por el año 2014 empecé a adquirir libros en inglés y a leerlos de forma constante. Con este cambio dejé de comprar mucha literatura en español pero mi biblioteca seguía teniendo, según llegue a estimar, unos 200 libros.

Se que para muchos eso puede parecer muy poco, pero el asunto de mi vida es que con tanta mudanza y demás no pude comprar ni he comprado una estantería propia. Y con tantos empaques y desempaques tenía miedo que mis libros se fueran deteriorando. En mi última mudanza, tiempo después de haberme instalado en la nueva casa, pensé que había llegado el momento de revisar a conciencia mis libros y empezar a deshacerme de varios que no quería seguir cargando más y que sinceramente no quería tener a posteridad.

Cuando empecé a seleccionar y a separar, jamás pensé que sería tan fácil como fue. Libros juveniles que me gustaron en su momento, libros adultos que francamente quería en otra edición, ediciones bonitas de libros en español pero que pensaba adquirir en inglés... todo eso fueron algunos criterios de selección entre libros leídos y libros nuevos. Muchos lectores notaron que estos libros los puse a la venta, todo esto con el propósito de comprar otros libros que sí quería y además me ha servido para costearme la universidad. También regalé libros a amigas y personas que los leerían. Esto fue por así decirlo una gran purga que hice a mi yo del pasado, que era algo consumista a veces y no pensaba a cabalidad sobre los libros que iba a comprar.

Hoy en día todavía tengo varios para la venta y espero poder llegar a venderlos todos o intercambiarlos si a alguien le interesa. Luego de la purga masiva llegue a disminuir mis libros en más de cincuenta y ahora llegan a ocupar un estimado de tres cajas de tamaño grande, cuando antes eran cinco o seis. Con esto no quiero decir que no seguiré comprando, porque lo seguiré haciendo, pero de forma más racional. Toda esta experiencia me dejó grandes lecciones:

Comprar libros que genuinamente me interesan
Comprar libros en su idioma original (a ser posible)
Participar en concursos/sorteos de libros que DE VERDAD me interesan
Comprar libros que ya he leído pero que no los tengo (solo los que de verdad me gusten)


Esos son mis planes para tener una estantería solo con los libros que me gustan. Creo que todos tuvimos esa época de querer tener todos los libros, pero no es realista ni sostenible en casos como el mío. Ahora me gustaría saber si han tenido un proceso similar y como llevan ustedes la compra de libros.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Wrap up: octubre 2017

Se que noviembre ya llevo muchos días de iniciado pero apenas es que me siento a escribir el resumen del mes de octubre. Quiero agradecerles por los mensajes de cumpleaños, muchas gracias. Octubre sin duda ha sido un mes normalito, con cosas buenas y malas, con muchos dulces de halloween y que significó la finalización oficial de mi etapa de estudiante de pregrado. Mi lectura sigue siendo escasa así que vamos a ello:


1. La forma de las ruinas de Juan Gabriel Vasquez 
Este es el libro mas reciente del autor, publicado en 2015 pero es el primero que leo de su obra. Creo que es una buenísima novela que mezcla varios temas como la novela histórica, memoria y algo de policiaca pero es supremamente interesante y amena. Fue todo un descubrimiento y por esto planeo leer toda la obra del autor. Ya tengo otro esperandome.

Entradas y listas

Este mes tuve mas tiempo de hacer algunas listas de libros que no leeré y otros aspectos literarios que quería comentar hace tiempo:





Planes para noviembre

Mis planes este mes que ya empezó son variados. Terminar de trabajar (termino un contrato y ya soy desempleada) prepararme para viajar (ya les contaré) y tratar de aprovechar el tiempo que me queda del mes para leer y seguir viendo series y RuPaul Drag's Race. Ya veremos.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Un nuevo cumpleaños


Esta vez celebro mis 27 años recién graduada de la universidad (por fin me gradué de periodista el 1 de noviembre), con muchas dudas sobre mi futuro, no porque no tenga claras muchas cosas sino como haré para lograrlas. Quiero empezar a escribir cosas, así sea de poco en poco y además buscar una fuente de ingreso para no tener que vivir con tantas limitaciones económicas. Es una época confusa porque es cerrar un ciclo para abrir otro y eso siempre da un poco de miedo. En mi caso estoy trabajando en ese miedo y tengo que aplicar el mantra que estoy mentalizando hace tiempo: hacer lo que me gusta porque la vida es muy corta.

Así que hoy celebro 27 años y este blog sigue conmigo y espero que siga aquí por mucho tiempo más. Muchas gracias por estar ahi y por compartir este viaje.

Un Justin Trudeau de la suerte para mi gente